jueves, 15 de diciembre de 2005

Sendas perdidas

Busco ocuparme en asuntos menos volátiles
analizando el bosque de tu ciencia desde un panorama aéreo,
pues desde dentro allí no parece haber más que "sendas perdidas".

viernes, 2 de diciembre de 2005

Peregrino

Sí, quizá pueda ser eso:
tengo mirada de peregrino,
de alguien que se piensa en un estado intermedio
y parece tratar a los otros como si todo lo presente
fuera siempre esencialmente in esencial.
Puede ser entonces que tenga mirada de peregrino
y garbo de misterioso forastero de quién sabe dónde
y que quién sabe para dónde va.
Algo así como un quién sabe quién
con ínfulas de caballero de la inconmensurabilidad.
Sujeto de una extraña extrañeza,
esta mente supuestamente proyectada a lo lejos
con su incompatible destreza
velaría quién sabe cuántos secretos e intenciones
tras su amabilísima indiferencia.
Así pues, estaré siendo acusado, seguramente,
de ser un espíritu que en sus profundidades es
desapegado, misticista, maquiavélico,
hedonista, orgulloso, lejano y cauteloso
-un cóctel de adjetivos algo arbitrarios
y quizá hasta incompatibles-.
Suponiendo que el espíritu tuviera un fondo
que mi intencionalidad fuera tan compleja,
que fueran ciertos los adjetivos
-y han de serlo en algún sentido si tú y otros convienen-
y que también fueran ofensivos,
ya tendría el esquema de mi defensa:
los apegos causan sufrimiento,
el misticismo no necesariamente es metafísica,
Maquiavelo era tipo interesante,
el placer es el mayor bien que conozco,
un ser sin orgullo no puede amar ni disfrutar,
con la distancia se aprecian algunos planos insospechados
y la cautela le es fundamental a la supervivencia.

martes, 29 de noviembre de 2005

Excepto

Mi tendón se desafinó por un momento
y la música entonces adquirió un espíritu color negro.
Fue el instante más brillante de nuestra banda:
de pronto todo sincronizaba
y la armonía se confundía con la -aquí ya mencionada-
melancólica esencia del mundo.
Orquestamos nuestros movimientos en una profunda meditación
y muy a pesar de nuestra piel
olvidamos los límites de nuestro cuerpo
para sentirnos uno con el sonido.
Y la lírica -absurda como todas las buenas líricas- decía:
Me pregunto si realmente miento. . .
cuando miento.
Me pregunto si alguien gusta de mi «excepto».

domingo, 20 de noviembre de 2005

Preciosa piedra

Añoro llegar a tu hogar
-en especial a aquel lugar donde reposas-
y aferrarme a tus piernas.
Verte encogida en el suelo
evocando el vientre materno,
en aquella esquina donde confluyen
los mejores claroscuros.
Contemplarte paulatinamente
a través de tres planos rectangulares.
Admirar el velo negro que te cubre totalmente
excepto por tu mirada fija y tus parpados oscurecidos.
Me perdí al venir a buscarte
y quiero imaginar que estoy cerca de ti
pero la verdad es que no sé dónde estoy
ni reconozco el camino que me ha traído.

jueves, 10 de noviembre de 2005

Augurio

Hoy tuve una premonición acerca de ti
y, gracias a los grandes y brillantes ojos de tu ser futuro,
supe con la mayor certeza que me es permitida
la razón por la cual lo divino llorará lágrimas de amor por ti.
Te imagine salvaguardándome de este terrible hedor
de la angustia del apego que se tiene que aferrar a algo.
Flotabas en el aire, odiabas los fundamentos
y yo era el médium de la Providencia:
mi cuerpo era su voz, tu tacto la escuchaba.
Apesta a dogmatismo y a mismidad,
a olvido, a importancia y a propiedad;
a afrenta y a pasividad.
Quisiera poder amar, entender y escuchar a mi melancolía
tanto como lo haré con tu cruel santidad.
Heme aquí añorando lo que no sé si fue o será,
o ni fue ni será, o si fue y será,
eliminándome en aquel ambiente cálido y líquido
propiciado por la muy roja aunque tenue llama
de la entrega afligida de nuestras voluntades.
Heme aquí enrevesado, confundido y, en el fondo,
débil, impotente e inexpresivo.
Mas a través de mis armas
amputadas, consumidas, cohibidas y apocadas,
me anticipo en la visión de la grandeza
con la que me adornarán
el sudor, la astucia y la espontaneidad de tu espíritu,
y en el olor de un precioso aislamiento,
cuando logres aniquilar mi individualidad.

sábado, 29 de octubre de 2005

Ex-movere

Emociones:
energía de la acción,
accion de las divinidades,
pruebas de realidad
y ventanas a lo esencial del mundo.

Adentro y afuera, adentro y afuera;
yo y mundo, yo y mundo;
pensar y obrar, pensar y obrar;
razón y pasión, razón y pasión:
todos estos sinsentidos reinterativos,
malinterpretaciones
de algo que se puede malinterpretar.

viernes, 21 de octubre de 2005

Un descubrimiento cualquiera

Nos hemos descubierto reincidiendo
en los mismos pensamientos
y procediendo miserablemente,
esto es, apelando a la compasión
como quien demanda una limosna
y viviendo de ello.

Nos hemos descubierto desamparados,
desamparados de sentimientos
y, por ende, buscando otros ojos.

Ha de ser que no nos hemos descubierto,
que no queremos y no podemos hacerlo.

jueves, 20 de octubre de 2005

De la no incidencia

He aquí que,
pese a que no tengo necesidad de mentirme
ni la felicidad ni la tristeza,
y aunque me especializo en establecer diferencias
y no dicotomías,
y no creo en esencias ni individuos,
mucho menos en la seriedad y la pesadez,
he resultado intrascendente en tanto que causa,
es decir, no incidente en lo que acontece,
impedido por principio para ser algo apercibido,
incapaz de constituir interferencia.
Mi piel se ha vuelto traslúcida y traspasable.
Mis emociones impotentes de hacerte bien.
Mis ideas incomunicables,
o bien comunicables pero no escuchadas,
o bien escuchadas pero no atendidas,
o bien atendidas pero incomprensibles,
o bien comprendidas pero olvidadas.
Tornose toda mi presencia tan ridícula y no incidente,
que hasta para los serse más ridículos y no incidentes
soy apenas una brisa que pasa.

miércoles, 19 de octubre de 2005

[19-10]

Tornose inmanejable la inefable angustia de expresar,
así como incomprensibles las razones
que te trasportaban a la espera,
vacuo y futil el mundo, insensible la piel y única la nada.

domingo, 16 de octubre de 2005

Nueve minutos

Información certera,
circunstancias especiales,
buena disposición,
una inteligente decisión,
resistencia,
y quizás un poco de suerte:
todo puede cambiar en nueve minutos.

viernes, 14 de octubre de 2005

Incompetencia

Presencia de la ausencia de facultad,
suma ignorancia que constriñe mis pasos al andar,
¿qué no sería más fácil para los dos una constante circular?

jueves, 13 de octubre de 2005

Insuficiencia

Insuficiencia deletérea
y pasajera intravenosa de mi otoño,
¿qué no ves el mal que me hace tu vanidad?

domingo, 9 de octubre de 2005

Object V

La "profundidad" de espíritu es totalmente inútil
puesto que no existe nada allí detrás,
nada esperando a ser decubierto,
nada detrás de tus ojos,
nada detrás de tus palabras,
nada detrás del mundo.
Derrama tu dolor sobre mí,
descansa tu peso sobre mí,
tómame como el objeto de tu venganza.
Anda, y no me dejes vivo,
que yo también puedo ser vengativo.
Anda, ¿no querías a alguien cruel?
¿qué hace más daño que la "profundidad"?
¿qué hace más daño que infundar esperanzas?
¿qué hace más daño que desenseñar a creer?

jueves, 6 de octubre de 2005

7 horas de cierta leve nostalgia

Ningún nadie nunca es nada
y aun así tendemos a valorar por expectativas:
tendemos a amar lo que insinúa y no lo que se ofrece,
lo que puede ser y no lo presente.
Y tendemos a pensar en lo perfecto que sería lo amado
si fuera posible corregir esas cuantas imperfecciones.
Y tendemos a creer que el tiempo hará las cosas mejores,
siendo que todo lo corrompe.
Y quisiéramos olvidar
que a todos a nuestro alrededor los alcanzará la muerte,
así como a sus palabras y acciones las alcanzará el olvido.
Y queremos siempre creer
que si nuestro amor persiste algún día será recompensado.
No podemos soportar que todo sea tan en vano,
que el tiempo sea tan corto,
que el amor sea tan insuficiente
y que nuestros sentimientos le sean tan inesenciales al mundo.
Cuando lleguen las victorias
estaremos demasiado ocupados evitando la próxima derrota.
Cuando entiendan tus palabras no podrás decir lo que querías.
Y es trágicamente inevitable que le hagás daño a las personas,
tanto a las cercanas como a las que te contemplan a lo lejos.
Y si luchas, siempre habrá alguien a quien vencer
y alguien que pueda vencerte.
Cualquiera puede quitarte la vida.
Y si intentas algo mejor,
estarás de pronto muy lejos de tu corazón
y lleno de costumbres y disciplinas artificiosas.
Y si esperas, siempre estarás vacío.
Sabes que no hallarás un sentido
y, sin embargo, te aferras a cualquier doctrina
que te enferme de placer o de tormento,
o empiezas a adorar a la nada.
Pues aunque creas en la razón, ella terminará por abandonarte.
Pues si fuéramos concientes de nuestra efímera condición,
no podríamos obrar en consecuencia.

martes, 4 de octubre de 2005

A Shaikai

Sería mejor decir las cosas
sin pelos en la lengua,
decir cosas sin lenguas
y sin pelos...
¿Quién imaginaría que depilando y deslenguando
nos quedaríamos con lo que es en sí la cosa?
Sería mejor decir las cosas como pasan,
es decir, que fueran cosas las palabras,
y que se nos llenara la boca del mundo pronunciado.
Sería mejor que nada fuera interpretado,
que no hubiera ningún punto de vista:
así no habría que constituir la experiencia
en la intersección de las perspectivas.
Y que los sentimientos se sirvieran sin ser cocinados:
sabríamos a tiempo de todo odio y de toda estima.
Todo sería más claro
si los objetos reales y los juicios verdaderos
se correspondieran perfectamente
y tuvieran límites con claridad definidos.
Y pudiéramos ser tan directos,
tan pero tan directos,
que no hubiera necesidad de nosotros mismos para entenderlo.
Pero yo, lo que soy yo, la verdad que yo no puedo:
mi ser consiste en interpretar:
con cada sentido y con cada palabra
el mundo y yo reciprocamente nos generamos.

jueves, 29 de septiembre de 2005

Universalización del amor

Hoy sólo aguardo en una larga espera
mientras el día pasa húmedo y el viento frío.
Una espera larga en mi alma guardo
y a cada paso me pregunto si el hastío habrá de llegarme.
Mas un cierto entusiasmo palpita y me mantiene vivo
y la adaptación de una espontaneidad contagiosa.
Son algunas de las virtudes
de un tranquilo y alegre pesimismo,
en donde lo absurdo y trágico son razones para la fe
que convierte el mayor principio afectivo
en el más real principio cosmológico.
Hoy me pregunto también,
¿de dónde a aquí esta genial transformación
que hace del mundo una metáfora del sentimiento?
¿de dónde surgió esta genial, estética
y finamente absurda hermeneútica?
Por lo demás,
¿podré siempre sostener con tanto agrado
este sinsentido?

miércoles, 28 de septiembre de 2005

[28-09]

No sabe a lo que sabe la fortuna de acariciarle,
y, así no crea en lo que crea, lo que ha creado es hermoso.
Y le dije: "¿Que no ves que cada vez que partes me partes?"
pero quizá esa fantasiosa voz sólo resulte de estar solo.

domingo, 25 de septiembre de 2005

Escándalo genético

Sin una idea en que pensar
y carente de prototipos por desarrollar,
así llegó este demiurgo
a enfrentar su propio espacio-cosa-carente-de-forma.
Ni siquiera tenía una forma como modelo, ni un recuerdo,
ni una aspiración, ni una necesidad, y mucho menos un deseo,
sólo tenía una obstinada materia prima que se le resistía.
Pero si hoy tenemos aquí su producto,
ha de ser necesariamente
porque se le ocurrió alguna fantasiosa mentira
que inflara y diera valor a cada cosa,
y que diera algún ritmo y proporción
a las revoluciones que conforman al cielo y a las personas.
Fue a partir de esto que se creó después
el sistema de reflejos ilusorios y vacíos que se conocen como
la imagen ideal del mundo.

viernes, 23 de septiembre de 2005

Etimología

Las emociones son movimientos hacia afuera
y el entusiasmo posesión divina.
La etimología es acerca de lo verdadero
y las aporías sistemas sin salida.
Efímero lo que sucede alrededor del día
y explicar es desplegar (quitar los pliegues).
Finalmente, la energía es trabajo encapsulado.

Esta es la etimología de la aún no efímera emoción de entusiasmo
que explica la aporía de mi energía.

jueves, 22 de septiembre de 2005

Plus

Muchos instantes más,
más de estas emociones;
mucha comedia más,
más de divertirte;
muchos elogios más,
más de tus palabras;
mucho movimiento más
y menos noción del tiempo.
Mucha locura más,
más y más improvisaciones;
Más de tu alma más,
más de su notable tinte;
poca domesticidad
y más cosas extrañas;
del atrevimiento más
y más del atrevimiento.

sábado, 17 de septiembre de 2005

Desvarío sobre el descuento del tiempo

Decidí atrasar mi reloj una decena de docenas de pentasegundos.
Resolví que tenía que ser un cálculo relativamente complejo
(por lo menos para mi mente simple),
con el fin de olvidar pronto la ecuación
e imaginar que está muy atrasado.
La idea, básicamente,
consiste en procurarme un profunda desconfianza
hacia el aparato,
una desconfianza tal que me obligue a salir pronto,
mucho antes de lo planeado;
una desconfianza que me permita evadir la ilusión
mediante la cual uno se aferra a la transitoriedad de la vida.
La no-existencia no es la excepción.
Es extraño el mecanismo del tic-tac:
te hace pensar que puedes controlar
el transcurrir de los momentos;
te hace pensar que existen instantes
que van saltando abruptamente,
uno después del otro,
aniquilándose entre sí.
¡Te hace pensar en antes y después!
(pero todo convive simultáneamente)
Ya había intentado adelantarlo,
sí, como la gente corriente,
pero yo no soy lo suficientemente complejo
como para que lo que funcione con todos me funcione a mí.
De hecho, he visto mis relojes andar de para atrás.
También los he visto moviéndose suave y continuamente,
sin saltos:
así todo es más lento y más tranquilo.
Hay otros que he visto invisibles y,
por lo tanto, jugando a la contradicción conmigo.
Los he buscado de bolsillo,
pero sólo encuentro estatuas y ferrocarriles.
También los he visto aparearse;
es un hermoso espectáculo:
una máquina seduciendo a la otra,
ambas jugando al sí-quiero-no-quiero,
las dos yaciendo juntas y, eventualmente,
creando una tercer máquina.
Todo porque mi verdadero reloj,
el reloj que da mi pauta,
es inmóvil.

domingo, 11 de septiembre de 2005

lunes, 5 de septiembre de 2005

Borrador

Porque a veces es importante
no darle tanta a importancia
a las puertas de la derecha
(aquellas que revelan el aspecto más borroso),
procura entrecerrarlas con arrojo
y abrir las izquierdas con presteza.
Borra las letras y emite una sonrisa ligera,
como si no pesara ninguna existencia sobre tí;
aprende a aprender y aprende a partir.
No te aferres a ningún lugar, menos a dolor alguno,
Y más importante aún, no cultives tu memoria,
acaso tu sincero orgullo.

jueves, 1 de septiembre de 2005

Letra triste del primero de septiembre

Quisiera poder odiar,
odiar toda esa miseria
y romper tu cuerpo contra el mundo,
y no dejar que viva en la Providencia Madre
la ambigüedad del placer y de sus contrarios.
Quisiera odiar en vez de sufrir esta impotencia,
esta tristeza proyectada,
este dolor por mi ser en el otro
tan intolerable que deviene -quizás- en indiferencia,
pero que algún día ha de ser causa
de la inexistencia de esta configuración dinámica de fuerzas,
de la ausencia de la emergencia de la nada
que ocurre en la conciencia
que constituye este sinsentido con patas que suelo ser.
Quisiera poder odiar, en realidad.

lunes, 29 de agosto de 2005

Lo irónico y lo onírico

Llorar soñando
entre lo onírico y lo irónico;
despertar antes de lo planeado
y amar con toda la vida y la muerte.

domingo, 28 de agosto de 2005

jueves, 25 de agosto de 2005

[25-08]

No soy alguien para tí,
ni siquiera distingues mi rostro,
ni mi voz.

Soy tan sólo el lugar donde vives,
soy el resguardo de tu permanencia...
he aquí el motivo de tu amor.

lunes, 22 de agosto de 2005

Lo uno y lo reflejo

Tu belleza me alegra.
Lo uno lo es todo, no es nada;
lo uno, pero luego se desata.

Tu belleza me alegra.
Lo reflejo está volcado hacia fuera;
lo reflejo y ya nada me queda.

miércoles, 17 de agosto de 2005

A aquello que me sobreabarca

Padre cielo,
dios del deseo y el regocijo,
comienza a llover para que sean benditas estas reglas:
que nada se niegue y que nada se contenga.

jueves, 11 de agosto de 2005

El punto

Ése es el punto...
una figura carente de ser,
la mera frustración,
el color que nada ilumina,
los cuatro elementos como geometría y cualidad,
el cero y el diez,
el sabor que-no-sé-que-es,
el hecho imaginado
o lo que de veras viví,
el recuerdo pesadillado,
el verbo inventado,
la nada desplegada,
la tartamudez,
la estupidez,
la mudez,
... sólo quizá nadie entiende aquello que es en mí,
ni mi manera de escribir.

domingo, 7 de agosto de 2005

Yeux

A través de un tono café profundo
miles de respuestas se esbozan;
a través del degradado concéntrico que lo envuelve
algo nuevo y algo de siempre vuelve.
Si esa ventana fuera una puerta
o yo la luz que pasa a través de ella,
hace rato que ya no estaría afuera.

sábado, 6 de agosto de 2005

Dukkha

Mente, silencio, aniquilación.

Duele el mundo, vuelve la tristeza mística, los millones de preguntas y ese olor a tragedia en el cielo. Me sobreabarcan de nuevo. ¿Cuál es el origen de nuestro sufrimiento? ¿Y por qué nos aferramos tanto a ello? ¿Acaso no podemos aspirar al Bien sino sufriendo? El punto más cercano a la felicidad es desearla sinceramente. Casi nadie lo logra. Puedo cifrar el dolor en cada existente. Hoy temo que todo depende de uno mismo, que nadie puede hacer nada por uno otro, a lo sumo algo muy poco. Hoy temo que nadie es culpable de esa enfermedad de desear sufrir, y nadie puede curarla. Si no puedes hacer nada, ¿qué sentido tiene el sufrimiento?
Es tan triste que vivir sea vengar, que quienes viven traten de establecer culpables.

¿Y voy a perderme mi aurora?

miércoles, 3 de agosto de 2005

Lo imperfecto de lo absoluto

Mentirosa la verdad toda
que si dijera algo cierto ya no sería ella misma.
¿Acaso olvidaste qué es lo que quieres?

Ciega la luz toda
que si viera algo hermoso ya no sería ella misma.
¿Acaso olvidaste qué es lo que quieres?

Estúpida la sabiduría toda
que si supiese de sí algo diferente ya no sería ella misma.
¿Acaso olvidaste qué es lo que quieres?

lunes, 1 de agosto de 2005

Tabla de diferencias

Para mi memoria soy diferente hoy
del que buscaba ayer verdades.
¿De quién será entonces esta memoria?,
¿quién es el que recuerda y quién el recordado?

Para mi ojos soy diferente hoy
del que buscaba hallar verdades.
¿De quién serán pues estos ojos?,
¿quién es el que observa y quién el observado?

Para mi corazón soy diferente hoy
del que encontraba en callar verdades.
¿De quién será pues este corazón?,
¿quién es el calla y quién es el que ha hablado?

domingo, 31 de julio de 2005

[Sin título]

Y me ví transportado,
de repente, nuevamente,
a aquel lugar fantástico que tanto extraño,
pese a ser del todo desconocido para mí.

Seres de agua flotando sobre densas y claras nubes,
y las estrellas negras danzando sobre el cielo matutino...
puntos oscuros sobre pálidas piernas
siguiendo un ritmo libinidoso.

viernes, 8 de julio de 2005

Arritmia

¿Podrían reducirse todos mis altibajos
a esa irregularidad en mi pulso?
¿Acaso ambos conjuntos,
sentimientos y ritmos cardiacos,
podrían mapearse uno a uno?
Baila la sangre inesperadas melodías,
llega mi alma al dolor del mediodía,
siento el peso de una inesperada fatiga:
diástole, sístole e intriga.

jueves, 23 de junio de 2005

Muerte térmica

Entropía, enemiga, entropía,
espera, ramificación, auto-referencia,
contradicción, bucle y persistencia.

miércoles, 15 de junio de 2005

Voluntad de ensoñación

Amo soñar,
amo mis absurdas ensoñaciones,
en especial las visiones que me concede la Providencia
como la de hace unos días, cuando vi el trágico desenlace
de combinar la búsqueda de la felicidad, el miedo a la muerte,
la necesidad de fundamentos, el poder y la tecnología:
sociedad sin recuerdos, conciencia sin propósitos,
vida vacía que se repite incesantemente, deterioramiento,
ausencia de miedo, ausencia de todo.
Quiero dormir, tengo sueño...
y amo entrar en esos estados,
no son para mí un escape...
son una intuición de lo más verdadero,
aunque igual me encanta existir en medio de la falsedad
(no hay más alternativas)
Odio que digas que quisieras dormir y nunca despertar
sólo para huir de la vida...
me siento orgulloso de mi voluntad de pesadillas.

domingo, 12 de junio de 2005

Enmienda

No era un "vuelo",
era un "velo",
pues es un velo lo que interpone
entre nuestra conciencia y el mundo,
un velo, no un vuelo.
Sé que tengo mucho más que aprender,
y que lo que sabía se me olvidó,
pero no haber perdido aún mi voluntad
me sirve de veraz consuelo.

miércoles, 1 de junio de 2005

Sentimientos efervecentes

La fuerza de tu espíritu es análoga
al ímpetu de nobles corceles:
capaz de gozar de la libertad y la velocidad,
así tanto como del enfrentar y el defenderse.

Lastimosamente
-yo digo que mejor "benditamente"-
para definirte no es suficiente
con delimitar el conjunto
de tus sentimientos efervecentes.

martes, 31 de mayo de 2005

Deslízate

Deslízate conmigo,
sagrada ilusión,
lléname de tu color
y llévame a dar la vuelta eterna
de tu principio a tu final,
una y otra vez,
de tu principio a tu final,
de tu principio a tu final...

domingo, 29 de mayo de 2005

Ecuaciones

En una configuración como la actúal,
la energia por el deber, derivado del querer a la diez,
sobre el tiempo, elevado todo a la potencia de las ánsias,
es igual a cansancio.

miércoles, 18 de mayo de 2005

Sentimiento oceánico

Sentimiento oceánico,
anhelo de adentrar lo más interno del mar adentro,
anhelo de penetrar lo más profundo del mar profundo.

Líquido amniótico,
anhelo de regresar de inmediato al confortante
lugar donde no existe lo otro.

Sentimiento oceánico,
anhelo valiente, anhelo místico
y vocación religiosa.
Deseo de extinguirme en el agua,
deseo de convertirme en la humedad,
deseo dejar de evocar esa tranquilidad
para vivir de nuevo su placer puro.

jueves, 12 de mayo de 2005

The Sorrow of Krishna


dhvanati madhupasamuhe
sravanamapidadhati
manasi kalitavirahe
nisi-nisi rujamupayati

"When the bees murmur softly He covers his ears.
Misery sits fixed in His heart
and every returning night adds anguish to anguish."

Gita Govinda V

miércoles, 11 de mayo de 2005

The Sorrow of Radha

Image hosted by Photobucket.com

prasarati sasadharabimbevihitavilambe
cha madhave vidhura
virachitavividhavilapam
sa paritapam chakarochchaih

("And while the round white lamp of earth rose higher -
and still He tarried, Radha, petulant,
sang soft impatience and half-earnest fears.")


Gita Govinda VII

domingo, 1 de mayo de 2005

"Atrasidad espacial"

Postulo una atrasidad espacial con respecto a mí mismo,
pues detrás de mí suceden cosas extrañas.

miércoles, 27 de abril de 2005

Neutralidad

Nuestra larga historia de neutralidad no es bien vista
por ninguno de los bandos definidos de guerreros alados.
¿Por qué tenemos que aliarnos y contra quién?
¿A costa de qué o qué o qué?

Ven, demos una vuelta por el jardín
mientras ellos, que son inmortales,
asumen con seriedad el tonto juego
de tratar de asesinarse entre ellos.
Ven, venimos luego,
ningún ángel nos extrañará.

domingo, 17 de abril de 2005

Algo que no se entiende

¿Cómo desplazarse a través de un tiempo homogéneo,
que no deja un espacio sin compresión,
que no deja un instante sin iluminación,
que no deja un alma sin peso?
¿Cómo encontrarte si el vacío tornóse bruma,
y la bruma se ha espesado tanto casi como un muro?
¿Cómo reconocerte si te has vuelto un sistema extremadamente complejo,
un todo que es mayor a la suma de sus partes,
con múltiples niveles, con relaciones intrincadas,
con propiedades emergentes,
bellamente auto-organizada?

jueves, 7 de abril de 2005

Tiempos paralelos (II)

Las letras empezaron a flotar mágicamente
sobre el fondo blanco
y la metapropiedad de la hoja era convertirse
en una unidad alucinante.
Se veía como cuando ilustran los sueños
en los programas de televisión,
que ponen un lente que produce que la imagen se vea
difuminada y reluciente.
Así se veía, las letras sobre el fondo blanco,
como en un sueño,
como cuando uno ve borroso y está borracho
-supongo que así se ve,
porque nunca lo he experimentado.
Así se veían estas letras, cuando te las estaba escribiendo,
cuando me preguntaba otra vez si te he visto antes
y el reloj de nuevo se rehusaba a marchar hacia delante.

miércoles, 6 de abril de 2005

Tiempos paralelos

Y el reloj empezó a andar hacia atrás.
El artefacto marca las 11:45:55 a.m.
como la hora oficial de mi cuarto,
pero al compararlo con la hora oficial de la República,
la que dice que son las 12:49:15 p.m.
y con la cual estaba sincronizada
hace una hora o un poco más,
según me había cerciorado
(porque es que "yo" soy obsesivo),
se hacen evidentes 63 minutos y 20 segundos de diferencia,
lo cual quiere decir, si no estoy mal,
que el reloj empezó a andar hacia atrás
hace 31 minutos y 40 segundos,
es decir, a las 12:17:35 p.m.

Esto sólo demuestra que mi cuarto y, por ende,
todo lo que realmente me concierne,
sucede en mi propio universo paralelo,
como si no fuera suficiente con el hecho
de que mi pie derecho sufra de angustia.

Mañana no sabré si es hoy,
no sabré si este día fue ayer,
no sabré hace cuánto vi tus ojos con amor,
no sabré siquiera si ya los vi por primera vez.

sábado, 19 de marzo de 2005

Proporción

En un descuido dejé que mis células gritaran a la sublime sensibilidad
y viví en la superficie de tan bello poliedro irregular,
tracé un camino sobre su lozana "conciencia trascendental"
para poder ir y venir y volver y amar.
Me ví envuelto con el aroma lácteo de las nubes,
y aferrado a esa ligereza me hice menos denso y me elevé;
pude contemplar, desde allí, que tu casa parece un caracol,
y que la distancia que ahí de la puerta al jardín
es un tercio la que hay desde el apeiron hasta el corazón.

jueves, 17 de marzo de 2005

Selección internacional

Obtuve una credencial para vivir en la sonrisa de Boddha,
pero no he podido hacerla efectiva.
Me dotaron con artefactos que elevan lo liviano,
pero no sé manejarlos.
La Providencia me canta divinas melodías con su voz femenina,
pero no puedo entender lo que dice;
me tienta con su hermosura, me abraza,
me hace sentir el húmedo calor de su vida por toda mi piel,
me mira con ternura, me ensalza,
trata de por todos los medios de hacerme entender
que sólo yo puedo cumplir con ese papel,
pero mi alimento lo descomponen las dudas.

martes, 15 de marzo de 2005

Transparencia

Como se siente cuando uno es casi totalmente translúcido,
excepto por una opaca particula de karma,
y con un agujero negro en el pecho,
que devora todas las esperanzas,
como se siente uno así,
así me siento hoy yo.
De la misma manera en que es ignorado el viento por quien intenta ver,
cuando aquél pasa y este difícilmente lo nota,
de tal manera me siento yo abandonado por el ser.
Abrázame Providencia,
ampárame Transparencia,
que desde el día de hoy y para siempre he quedado yo en tus manos.

lunes, 7 de marzo de 2005

Sea bienvenida la osadía silenciosa
que irrumpe en la intención de unas palabras
que se creían solas,
y que jugaban como si nadie las viera.

Porque tú
finges no mirar,
pero miras;
preferirías no creer,
pero crees;
y todos los viernes,
y de sábado a jueves,
te divierte probar
perspectivas.

Es imposible sentir lo que sientes,
es imposible ponerlo en palabras;
mas el hecho es que tus esperanzas
ya son mucho más que simientes.

Por eso
que sea bienvenida la osadía silenciosa
de los ojos intrusos, de las almas aladas
que se creían solas,
y que espiaban como si nadie las viera.

martes, 22 de febrero de 2005

Hágalo usted mismo

Tome una línea recta y cree a partir de ella
un universo perfectamente esférico
a imagén y semejanza de sí mismo,
rodeado por sí mismo,
alimentado e impulsado por sí mismo.

miércoles, 9 de febrero de 2005

Ceniza

La ciudad gira rápido alrededor de nosotros,
y yo sólo deseo que me fulmines, Providencia,
a cambio de que inspires por siempre su sonrisa.
Supe de alguien que se desvaneció
después de lograr ofrendar su tristeza con amor,
hoy lo intenté pero sólo salió un silencio.
Quiero dejar de pensar si la fortuna existe:
todo "yo quiero" implica y supone varios "yo debo",
y de allí se sigue lo que conseguimos.
Yo quiero sentir la fría humedad que destilan tus ojos,
yo quiero fundirme con ella,
yo quiero ser ceniza dulce sobre su frente
por cuarenta días.
Dame de nuevo la fuerza.

domingo, 30 de enero de 2005

Y he ahí que, de pronto, al dar la vuelta me encontré un motivo.

jueves, 27 de enero de 2005

Contraataques

Por más que brillen sus escudos y afilen sus espadas
no podrán pasar por el portal que protegen los dragones,
mas sí en cambio recibirán el fuego de los once,
quienes ágiles se preparan para volar detrás de sus filas.

miércoles, 26 de enero de 2005

Signos vitales

Era sencillo escribir: había palabras disponibles y los colores
de los sentimientos eran definidos y distintos.
Sabía ?más que menos? lo que estaba sintiendo.
Jugaban y se armonizaban casi por sí mismos los términos,
y mi intervención se reducía a la de aquel que le prestaba a la tinta el vital instinto.
Mas ahora tardan más estos bichos negros en salir que yo en querer exterminarlos.
Ahora lo veo todo en escala de grises, escala de confusos matices.
Ahora soy más fuerte, pero no deseo luchar ni resistirme,
más ambicioso pero no avisto ni una esperanza ni un final.
El tiempo perfora mi pecho y se desliza haciéndose más ancho dentro de mí,
y desplaza así ?lentamente? todos mis órganos,
y le da a mi sangre una contextura de nube invernal.