jueves, 5 de octubre de 2006

Animales rodantes


"Los Pedalternorotandomovens centroculatus articulosus surgen por generación espontánea debido a que en la naturaleza no hay criaturas con la habilidad de rodar sobre sí mismas [...]". [Escher, "wentelteefje" ("bichos cachivache"), 1951].


Tolypeutes matacus (armadillo de tres bandas sudamericano).

Aunque este no sea el mejor de los mundos posibles ni necesariamente se tengan que dar todas las formas de vida óptimas (como supone Escher en su texto), es maravilloso encontrar capacidades como enrollarse en organismos que han evolucionado naturalmente.

martes, 19 de septiembre de 2006

Hedonismo

La ilusión de placer es un ardid mediante el cual nuestra naturaleza nos mantiene aferrados a la existencia con el fin de conservarse.

lunes, 22 de mayo de 2006

Destino y libertad

Cuando huele a tragedia
los hombres comienzan a creer en el destino
y cuando la necesidad los lleva a abandonar sus sueños
cometen la deshonestidad de creer que así lo han decidido.

viernes, 5 de mayo de 2006

[05-05]

Con el brillo de la lluvia de la noche
las ondulaciones marcadas sobre la acera
dan la impresión de ser olas verdaderas.

jueves, 27 de abril de 2006

[27-04]

Las horas más largas
pasan mientras espero que entiendas
que no había razón alguna
para que nos confinaras a vivir
las horas más largas.

miércoles, 15 de marzo de 2006

Ahora

Ahora,
tiene que ser ahora,
justo en este momento,
en este preciso instante
en el que una tal eternidad aniquilante
de vacíos inquietos se suceden unos a otros.
Ahora, tiene que ser ahora,
ya mismo, sin nada intermedio...

viernes, 10 de marzo de 2006

Conveniencia

A veces me encanta y conviene tu parcial ceguera,
sólo a veces:
cuando estoy cerca
y no te das cuenta que te estoy contemplando.
Es entonces cuando
he querido ser lo suficientemente sensible
como para que esa visión por completo me hubiese raptado.

sábado, 4 de marzo de 2006

Végétal


Espero ansiosamente que digas lo que vas a decir mañana.
Espero ansiosamente, sea lo que sea que entiendas por "mañana".
Espero ansiosamente que los sonidos se desprendan de tu boca para ir a cazarlos con mis oídos y luego cultivarlos en mi alma. Naturaleza afín, melodía amada, la alada Diké vino de nuevo a tus manos pues ellas son dignas de tal divinidad y estoy seguro que también le recuerdas las manos de aquella a quien siempre acompaña. Aguardo la consecuencia de tu cuerpo transparente; mi alma vegetal aguarda, sol, tu luz traspasante.

martes, 21 de febrero de 2006

Mano con esfera reflejante

Veo de ti un reflejo distorsionado
en el que estás viendo tu reflejo,
justo allí en donde se supone
que debería verse de mí un reflejo distorsionado
en el que esté viendo mi reflejo.
Justo allí: sobre mí esfera.
Quizá todo esto lo único que confirma
son las viejas tesis según la cuales
nos equivocamos al pensar que cada uno de nosotros
somos individualidades diferentes
y nos equivocamos al pensar que somos limitadas criaturas
que no se pueden representar el infinito.

sábado, 18 de febrero de 2006

Experimento mental

Dime: si fueras invisible
y tu ser estuviera encerrado en el interior de un cubo perfecto,
cuyas cuatro caras internas son espejos, ¿qué verías?
Bueno, me dirás que nada, porque estaría totalmente oscuro
(si es un cubo perfecto y sus caras internas son espejos,
entonces su exterior sería negro y no pasaría la luz).
Pues bien, supón entonces que por alguna razón
-no importa cuán absurda-
el interior de este cubo está iluminado:
¿qué verías? -Seguramente nada...
pues la percepción de un rayo de luz reflejado infinitamente
en una figura perfecta sería completamente homogénea,
tan homogénea como lo es la percepción del oscuro negro
que constituye la oscuridad
(dicho mejor eso no es realmente una percepción).

¿A dónde nos conducirán tantas especulaciones?
¿Qué es lo que se ve entre tantos espejos?
¿Qué es lo que es aquello que eres tú?

jueves, 16 de febrero de 2006

[16-02]

Pueden pasar días sin siquiera nombrarle;
pero nos afecta aún la misma causalidad correlativa.

jueves, 9 de febrero de 2006

Conductismo

Fisiológicamente hablando,
tu presencia crea una sensación de bienestar,
de tal manera que mi cuerpo se armoniza funcionalmente
y mi conciencia es consciente de ello.
Por los umbrales mínimos de mis capacidades perceptivas
pasan con disimulo moléculas tuyas,
diplomáticas moléculas tuyas
que se encargan de llamar mi atención,
aumentar la circulación
y provocar que oscile la carga eléctrica de mis neuronas.
Toda percepción de ti, de tu cuerpo y de tus ideas,
en tanto que es orgánicamente agradable
va programando a mis células
y a las propiedades emergentes
de los conjuntos constituidos de ellas;
y así, cada vez que a mi sistema llega cualquier dato
de algo que insinúe tu presencia,
todos los factores endógenos
se van preparando para que se pueda aprovechar
la manifestación de tu existencia
de la manera más óptima y eficiente.
Y como mi sistema nervioso nunca se ve defraudado,
se refuerza con suma intensidad esta dinámica estímulo-respuesta
que le da una gran sensación de bienestar a mi conciencia
cada vez que mi mente interpreta los datos sensoriales
como algo que insinúa tu presencia.

martes, 7 de febrero de 2006

[07-02]

En la noche llega la sordera de los sordos,
la videncia de los videntes y la locura de los locos.
Vienes pues a esta hora con los ojos claros
a penetrar mi futuro con tus suspicacias.
Vienes así, sin escuchar razones,
sin meditar perdones,
con tu alma urgida y agobiada
por las ilusiones del tiempo y de la individualidad;
mas tus palabras no han podido sino ser inspiradas
por la divinidad que guia tu decisión.

lunes, 30 de enero de 2006

domingo, 29 de enero de 2006

Memética

Los encuentros que con tacto se acuerdan
pero que con miedo se aplazan,
los escalofríos que recorren malvados
cada esquina de mi casa
y la vacuidad que maulla en mis vísceras
(causada por la promesas incompletas),
al ver la ineptitud de mi memoria
quieren grabar en todas mis células
-si se puede en mi información genética-
instrucciones precisas para producirme dolor
y para hacer de mi persona algo calculable.
Lástima para ellos porque la divinidad en mí
supera lo estrictamente biológico,
lástima porque la complejidad emergente
engendrada por los bucles de las sencillas a, g, t y c,
hace de mi conciencia algo estrictamente innatural.

miércoles, 25 de enero de 2006

Hedor ambiental

Quisiera estar un poco más lejos de esa flora y esa fauna
que circulan en el templo local de Artemisa,
donde aprendí a decidir.
No me gustan las tortugas, ni los topos,
ni los tiburones, muchísimo menos las rémoras,
los murciélagos vampiros, las plantas enredaderas,
y aborrezco por supuesto a la especie más despreciable:
los insectos que viven sólo de la imitación.
Bien me había advertido mi religión
que eran inmundos todos esos organismos mal dispuestos y fofos
que con inútil saber y orgullo vacuo se defienden,
que se vengan con la misericordia,
que roban lo que lactan y que se jactan de la nada.

martes, 24 de enero de 2006

24-01

Sólo te ruego que no te tardes, alegría mía, no te tardes...
pues las tardes se hacen noches, y luego otra vez días.

lunes, 23 de enero de 2006

Cinco costumbres inconfesables

Las cinco raras costumbres que me obligó a confesar legalv
las escribí aquí.

Y, a propósito, invito a escribir sus cinco costumbres a:
Juanpa - Jhonny - Shaikai - srguillot - Mauricio

jueves, 19 de enero de 2006

Lamento

Quizá lo que más me llama la atención de ti
es la distancia que impones con sutileza
y cómo se camufla entre tu amable amistad
la advertencia de no acercarse a tus secretos.
De mi parte es para lamentarse
porque no he conocido a nadie cuyo regocijo
sea tan inmensamente parecido al mío;
lo lamento porque bien podríamos juntos
deleitarnos en la sensación de que no somos tan "únicos".
No pude desencriptarlo, nada que hacer.

miércoles, 18 de enero de 2006

Memoria

Aunque mi memoria sea, más bien, una facultad de evocaciones,
ante una paulatina pérdida de lo ocurrido hace poco
sólo queda aprender a ser más metódico:
en la mañana una hora de poiesis;
en la noche, una de olvido.
Recordar enlazar con armonía
lo que llama la atención y lo inconsciente,
y, llegado su momento,
aprender a ser diestro con los recuerdos.

lunes, 16 de enero de 2006

Pseudoprepostcontemporaneidad

Me gusta mi época,
su música, su cine, su arte, su tecnología,
el abrumador acceso libre a la información
y la lenta proliferación de seres de mentes limpias
que no se tienen que aferrar a cada cosa.
Me gusta mi época,
el paulatino y tranquilo reconocimiento de lo absurdo
y, aun así, la pérdida del miedo a lo infinito;
la especialización del saber, la usabilidad de la red,
la oferta de todas las cosas, las asociaciones por cualquier causa;
sobre todo, la por fin actual posibilidad de diseñar al hombre.
Lamento contigo tan sólo la terrible competencia
que no sé qué tan esencial le sea a todo el proceso,
que no permite que lo apreciemos, que nos ahorca,
que lo requiere todo pronto, que nos enreda la lengua,
que hace que mis amigos se vuelvan meros esquemas sin contenido,
productivos, amables, pero insípidos.

Pero bueno, la vida ha de olvidarnos,
así que mejor me olvidaré de la vida.

domingo, 15 de enero de 2006

Fe

De todo lo que se vislumbra
entre sueños líquidos, viajes mágicos,
dulces coincidencias y gentil servidumbre,
nada más bello que la pureza del aire que respiro.
Esta noche quizá vuelva
seducido por la hermosura de tus cenizas
y engañado por lo orgulloso que me siento de mi fe en ti.