domingo, 20 de abril de 2014

Metamorfosis I


(Metamorphosis I, M.C. Escher, 1937)

La ciudad alberga a sus ciudadanos
y cada uno de ellos refleja
a la ciudad completa

Cada corazón contiene
como una mónada
al universo

Las leyes gobiernan
a cada ciudadano
pero las leyes expresan
que cada uno de ellos
a través de su voluntad gobierna

Cada parte
de esta figura geométrica
es en todo al todo idéntica

El sentido de cada palabra
depende de todo lo ha sido dicho
que no sería todo sin ella

Cada biografía recapitula y escribe
la historia de la humanidad

(Metamorphosis I, Phillip Glass, 1989)
Cada colisión atómica
es el Big Bang
y todos agujeros negros
son la soledad

En cada instante podrias capturar
toda historia
toda realidad

Todo se transforma
en inmutable identidad

Demócrito

Puede que me olvides
y prefieras refugiarte en la esperanza fantasmagórica
de un espíritu inmaterial

puede que me maldigas
por haber dicho que sólo somos
conglomeraciones transitorias de átomos

pero me respirarás

cada vez que inhales
dejarás entrar
moléculas
con alguna de las fichas
del que fuera mi rompecabezas

y se volverá esencial

yo supe disfrutar
lo mejor que pude
este estado transitorio

no hay nada más

te desvanecerás
y tendrás que devolver
todo lo que de nosotros
tomaste prestado

jueves, 10 de abril de 2014

inseparables

aquí está, encima mío,
el túnel en el que transcurre
un púrpura-rosado devenir fluorecente

anillos de luz interrumpidos
por delgada oscuridad
saltando ritmicamente

ríos de fotones
se desplazan de izquierda a derecha
mucho más rápido en las brechas
en las que no los sigo con la mirada

aquí está, encima mío,
un túnel que encapsula el universo circundante
un vacío que devora todo lo de afuera

en cada microcosmos está todo el cosmos
el big bang que en mi corazón arde
un infinitésimo con spin
de larga sombra llamada cilindro
un túnel en el que estoy
conectado a ti por todas partes

miércoles, 12 de marzo de 2014

viernes, 17 de enero de 2014

ceremonia de confusión de vapores

un par de efímeros países
que vivieron en sectores distantes
de la superficie del Océano Pacífico
vagando a la deriva
dieron por evaporarse
uno antes que el otro
pero la misma tarde

en gaseosas entidades extrañas
de límites difusos
transformaron sus soberanías
y terminaron siendo parte
de una procesión de nubes
que viajaban rumbo a otro Océano
sin saberlo

de la deriva del mar
a la deriva del cielo
por la que el tiempo avanza
siendo más impulso que substancia
en cada movimiento
algo tomaban y algo dejaban

viajando tierra adentro
chocaron contra los Andes
y se deslizaron por sus laderas
arremolinándose

y ya entonces fundidos
alzaron el vuelo de nuevo
y en la agitación de su danza
se fueron a alimentar el viento