miércoles, 7 de marzo de 2018

nácar

Soñé que el océano me conquistaba
asimilándome de forma gradual
al principio como un nido de esponjas,
adornos de algas y estrellas de mar.

Mis poros quisieron ser hexágonos
dándole a mi piel textura de panal
mágicos
fundiéndome con su tapiz de coral.

Sigiloso se dio a mezclar mi sangre
en proporción de un medio con aguasal
forzó a los cielos a someterse
invirtiendo el orden de lo vertical

me inyectó con levedad

ascendí hacia lo abisal




Publicar un comentario